Código Conducta


1. Conducta general
Silvex desarrolla su actividad siguiendo los valores de la honestidad, integridad y tolerancia.

2. Colaboradores
La Empresa se compromete a promover la igualdad de oportunidades en el derecho al trabajo, empleamos y promovemos nuestros colaboradores basándonos en sus cualificaciones y aptitudes necesarias para el cargo que van a desempeñar.
Silvex está orgullosa de tener en su plantilla a 30% de colaboradores con más de 10 años de permanencia en la empresa, quienes han venido desempeñando funciones de responsabilidad creciente, constituyendo una plusvalía que en mucho ha contribuido para su crecimiento.
Todos nuestros colaboradores son importantes, cada uno en sus respectivas funciones.

3. Consumidores
Silvex busca de forma consistente crear, producir y comercializar productos que ofrezcan valor tanto en precio como en calidad y que sean seguros para los fines a que se destinan. Desarrollamos esfuerzos para que nuestros productos sean correctamente etiquetados y contengan informaciones adecuadas.

4. Socios de Negocios
Silvex busca alcanzar verdaderas sociedades con sus proveedores, clientes, consumidores que conduzcan a relaciones duraderas y productivas.

5. Diferenciación
La diferencia es una cualidad que privilegiamos y valoramos.
Aunque desempeñando funciones idénticas, la productividad de las personas podrá ser diferente, debiendo estas ser compensadas en conformidad.

6. Ambiente
Silvex recicla y trata todos sus desperdicios y residuos tanto internamente, a través de reciclaje, o con recurso a empresas certificadas. Buscando, así, desarrollar todas las prácticas ambientales adecuadas a su actividad.
En lo que se refiere a la selección de las materias primas Silvex ha venido adoptando criterios cada vez más exigentes, que minimicen el impacto ambiental y satisfagan todos los requisitos legales.

7. Integridad
Debemos intentar alcanzar nuestros ambiciosos objetivos salvaguardando los principios básicos de integridad.
La franqueza y la honestidad deberán ser privilegiadas en nuestra relación externa e interna.

8. Propiedad
La propiedad de la empresa deberá ser tratada como siendo nuestra.
Los intereses del colaborador y los de la empresa son inseparables.
Aceptamos y queremos ser responsables por nuestros actos.